Pinus thunbergii o pino negro japonés (Kuromatsu)

Guía Básica para trabajar los Pinus thunbergii:

El pino negro japonés es una de mis especies preferidas. Es muy fácil de trabajar como bonsái siguiendo el método japonés de pinzados de velas y brotes, para conseguir que ramifique bien, ya que es un árbol muy fuerte. Te dará con muy poco preciosos bonsáis.

 

pinus thunbergii en Japón

Pinus thunbergii en su hábitat Japón

 Agua y Riego

  • Si puedes proporcionarle un agua de mejor calidad genial, como siempre.
  • No te cortes al regar, porque en contra de la idea popular, los pinos necesitan gran cantidad de agua, por supuesto en sustrato que drene bien, que suelte rápido el agua, no que la encharque.
  • El Riego como siempre debe ser abundante, no dejar secar el sustrato nunca, cuando ves que empieza a secarse la superficie lo riegas.
  • A veces, para evitar estar regando todo el tiempo, yo le pongo un 10% de turba negra o mantillo. Así espacio más los riegos.
  • Si tienes árboles en macetas muy pequeñas, ponlos en una bandeja con agua, que no toque el fondo, para no pudrir las raíces (puedes poner piedras de 1 a 2 cms en el fondo), se crea un ambiente más húmedo de seguridad. Esto sirve también para cuando te marches de casa o si vuelves tarde del trabajo. En verano es fundamental, sobre todo si vives en una zona donde se alcanzan altas temperaturas.

Ubicación

  • Según la zona climática en la que vivas debes saber que hay especies que podrán adaptarse mejor o peor.
  • Debes intentar saber el nombre de tu árbol, si es el científico mucho mejor, así podrás tener más información desde internet, que muchos te ofreceremos.
  • Haz más caso a los que viven en tu zona, porque ellos te guiarán mejor según especie y según el clima donde vivas. En asociaciones cercanas podrás conseguir información.
  • ¿Qué puedes ofrecer a tu bonsái?
  • ¿Vas a poder ubicarlo en el exterior o será imposible?
  • Todos los árboles necesitan estar al aire libre, en exterior, incluso los que sean de otro clima (lo único es que tendrás que tener cuidado cuando llegue el frío y protegerlo adecuadamente).
  • Nuestro Pino thunbergii es de Japón (Shikoku, Honshu y Kyushu), Sur de Corea y en noreste de China, donde vive zonas costeras con altas variaciones de temperaturas, en terrenos de todo tipo, sueltos, que drenan bien el agua y a pleno sol.
  • En primavera y otoño a pleno sol sin dudarlo.
  • En verano si quieres puedes sombrearlo con malla de sombreo del 50%, si no tienes o no puedes conseguir, no pasa nada porque aguanta bien. Tan solo en zonas muy calurosas es recomendable bajar un poco la temperatura para evitar que se seque rápido el sustrato y tengas que estar regando continuamente.
  • En invierno aguanta bien las heladas, pero mejor protegerlo con plástico cuando lleguen las temperaturas a -5 grados o por debajo. Las raíces sufren y pueden congelarse. Lo peor son heladas seguidas, impidiendo que se descongele la maceta. Riega solo cuando se haya descongelado la maceta.
  • Cuidado con las macetas muy pequeñas, tanto en verano como en invierno, se secan muy rápido y se hielan muy rápido. Se deben proteger sí o sí.
  • No lo protejas dentro de un invernadero, porque el thunbergii necesita sentir el frío, si no puede brotar antes de tiempo y eso lo debilitaría.

 

Trabajos

  • Trasplante

Los árboles jóvenes se deben trasplantar cada dos años, sobre todo si están en maceta muy pequeña y los árboles viejos cada 5 años o más, siempre que estén en un sustrato bueno que no se deteriore con facilidad.

Este debe hacerse en Enero hasta mediados de Marzo del Hemisferio Norte.

Si ves que el árbol cambia a color verde apagado o amarillento, empieza a pensar que tiene un problema de raíces, pudrición o gusanos de escarabajo que están dañando las raíces.

Puedes hacer trasplantes de urgencia, pero evita el viento y el excesivo calor. Lo mejor es hacerlo un día lluvioso o nublado, protegido del viento. Y muy importante, plantarlo en suelo de un huerto o jardín y si no pudieras plántalo en un escurridor amplio o caja de plástico de frutas, solo con akadama y kyriu o en su defecto con una mezcla con poca turba y mantillo y mucha arena, gravilla o pomice.

Cuando trasplantes debes sanear las raíces que veas podridas, de color negro o marrón oscuro, verás que se deshacen al tacto.

En un pino no es muy recomendable hacer varios trabajos a la vez cuando se trasplanta, sobre todo si es un árbol con gran porte o mucha edad. Si el árbol es joven suele aguantar bastante bien casi todo, pero no te pases.

No quites más del 50% de las raíces, ni podes casi todas las ramas, a no ser que sea de uno o dos años de edad.

Si tienes dudas sobre cuanto cortar o cuanto dejar, lo mejor es deja 1/3 más de raíces que de ramas, o si no te decides es mejor no podar raíces y preguntar para la próxima vez a un experto o aficionado, nunca en tiendas no profesionales (muchas veces donde lo compras no tienen ni idea).

No laves las raíces de un pino nunca, ya que no lo soportan y además eliminarías sus micorrizas, telilla blanquecina, muy beneficiosa para los pinos.

Como sustrato échale akadama en un 45%, kyriu en un 45% (mitad y mitad) y añade un 10% de carbón vegetal si puedes, que es muy bueno para prevenir infecciones en las raíces.

Si no tenéis akadama ni kyriu, una mezcla buena es siempre que sea algo ácida:

  • Arena de grano grueso un 50% (gravilla o arena de rio, utilizada en construcción), puedes sustituirlo por granos de tierra volcánica o similar, que no sean granos de composición calcárea (caliza).
  • Turba negra y rubia mezcladas, un 10%.
  • Mantillo o mezcla preparada para bonsái en tiendas especializadas, llevan fibra de coco, perlita, mantillo, turba, arena…de esta mezcla le echas un 40%.
  • Lo importante es que la mezcla tenga un buen drenaje (desagüe), que el agua no se estanque, que salga rápido por los agujeros de drenaje de la maceta. También es importante que el sustrato no se deshaga, mantenga la humedad y el aire.
  • Es muy importante que en pinos sigas estas proporciones, no pongas más mantillo o turba, porque son sustratos que hacen que la mezcla se sature de agua o que estén de forma permanente encharcadas, lo que llevaría a la pudrición rápida de las raíces. Esto los pinos lo llevan mal.

En Enfermedades y Plagas te hablaré de esto.

  • Muy importante es el post-trasplante, situando el árbol en zona sombreada e iluminada, pero fuera de los rayos de sol directo, al menos hasta que empiece a brotar bien.

En dos o tres semanas empezará a brotar, si no espera y no te pongas nervioso, a veces cada árbol tiene sus peculiaridades.

 

  • Poda y pinzado

En Japón siguen un pinzado desde primavera hasta finales de verano, para conseguir ramificar el árbol, reducir las pínulas y los entrenudos (Oikomi).

Si quieres puedes plantar el árbol en un escurridor, abonarlo en exceso y dejar una rama de sacrificio para que engorde rápido, con un sistema año tras año de pinzados y podas. De esa manera puedes formar bonitos pinos de reducido tamaño, aunque se siguen las mismas técnicas para el mantenimiento y evolución de árboles ya de mayor edad.

corte de rama de sacrificio1

Corte de rama de sacrificio

corte de rama de sacrificio2

Corte de rama de sacrificio, observa cómo dejo la mitad sin cortar.

Esta forma de trabajar la puedes seguir en los videos de You Tube del Canal de Tribubonsai:


En abril del Hemiferio Norte cortamos la rama de sacrificio del año pasado, no del todo, la cortamos por la mitad para que no retire savia y seque brotes de abajo que necesitamos para la formación del bonsái. La rama de sacrificio debe de estar lo bastante gruesa, más gruesa que un bolígrafo e incluso algo más.

Sustituiremos la rama fuerte por otra que veas para seguir el movimiento del árbol.

pinzado de velas pinus thuber1

Pinzado de velas pinus thuberguii. Vela uniforme, es el momento de cortar.

El Pinzado de Velas se suele hacer cuando veamos en primavera que se desarrollan, es entonces cuando es mejor pinzar, cortando en ½ o 1/3 la vela según sea su fuerza, o no cortándola si vemos que es una vela débil.

pinzado de velas pinus thuber2

Vela  con pínulas saliendo, tarde para cortar.

pinzado velas en primavera1

pinzado velas en primavera2

Pinzado de velas en primavera.

El pinzado sigue según va saliendo la primera brotación, que se corta en Julio del Hemisferio Norte (mekiri), desde la base, dejando solo sin tocar la Rama de sacrificio o las ramas que veas débiles.

primera brotación después del corte de velas pinus thunbergii

Primera brotación después del corte de velas pinus thunbergii.primera brotación después del corte de velas pinus thunbergii2

quitar pinulas pinus thunbergii1

Quitar las pinulas viejas a finales de agosto.

Podemos en estas fechas quitar pínulas viejas si nos estorban para que pase la luz hacia el interior del árbol, porque lo que queremos es que brote por todas partes nuevos brotes que harán que continúe la ramificación.

Pequeños brotes aletargados que se activarán cuando les llegue bien la luz.

En Agosto aparece una segunda brotación alrededor de los brotes que cortamos en Julio. De todos ellos elige solo dos, bien posicionados, ni los que salen hacia arriba ni los que salen hacia abajo. Deja solo dos brotes.

segunda brotación pinus thunbergii y mekaki1

Segunda brotación pinus thunbergii y mekaki.

Esta brotación de agosto entorno a los cortes de julio pueden ser muy numerosas y debes seleccionar dejando solo dos bien posicionadas.

segunda brotación pinus thunbergii y mekaki2

 

Debes abonar mucho sobre todo si lo has plantado en escurridor.

Recuerda que no debes podar un árbol que veas débil, con hojas marchitas o de mal aspecto. Solo poda árboles que estén fuertes y sanos.

Y si tienes un árbol ya formado o más avanzado, con varios años de trabajo, debes tener cuidado y distinguir entre zonas fuertes (zona apical y puntas de algunas ramas) y zonas débiles (suelen ser las ramas más bajas, con pínulas más débiles, delgadas y cortas). Las zonas débiles debes dejarlas sin tocar, para que vayan fortaleciéndose, si las tocas las debilitarás. Deja que les llegue la luz y que crezcan, a no ser que desees quitarlas porque no las veas dentro de la imagen que te has hecho en tu mente.

 

  • Acodo

El acodo no es una buena idea en pinos, no suele tener éxito.

  • Esqueje

Los esquejes tampoco son muy recomendables, no suelen tener éxito en pinos, aunque algunas especies pueden salir adelante, como por ejemplo el pinus pentaphylla variedad zuisho.

  • Injerto

Los japoneses suelen injertar con cierto éxito ramas en zonas donde estas quieren que estén en su diseño, pero es difícil y se hace en árboles ya formados o ya con un trabajo más avanzado.

También es muy utilizado el injerto sobre el pinus thunbergii que es muy fuerte, para injertar ramas de especies o variedades de pinos thunbergii o pentaphylla algo débiles o de lento crecimiento.

 

 

 

  • Semilla

La reproducción por este medio es la más recomendable en pinos. Sobre todo en pinus thunbergii, suelen tener mucho éxito con muy poco.

En concreto las semillas de esta especie, puedes mantenerlas en arena y húmedas no encharcadas, con algo de fungicida en una bolsa zip, en el exterior si vives en zona de heladas o dejar en el frigorífico, en la zona de las verduras (abajo, no en el congelador).

Cuando llegue febrero, las sacas y las dejas 24h en agua. Las que caen al fondo son viables, las que flotan no germinarán.

Ponlas en akadama o en un sustrato con arena fina. En el fondo puedes poner mezcla para plantas de centros comerciales, de calidad por favor, para que cuando germinen los plantones crezcan con fuerza.

En un video de Tribubonsai puedes ver el repicado o corte de la raíz pivotante de un plantón. Conseguimos que las raíces salgan de forma radial y consigamos un nebari mucho mejor, algo básico para formar bonsáis de calidad y saludables.

 

 

 

  • Abonado

Según quieras trabajar tu árbol debes de abonar:

  • Si quieres que tu árbol engorde y crezca mucho, porque es joven, entonces tendrás que abonar para ese fin.

Debes usar abonos cargados en N (nitrógeno) y menos cargados en P (fosfato) y K (potasio).

  • Si el árbol está ya trabajado o tiene una edad de 15 a 20 años o más, entonces debes abonar con cuidado y controlar mejor las dosis para evitar que el bonsái se dispare en crecimiento y estropee todo el trabajo.

 

Es importante dejarlo a pleno sol (exceptuando el verano, no lo olvides) para que las hojas tengan menor tamaño y mejor color, dando bonitos colores en el otoño.

También debes cambiar el abonado, con más cantidad de P y K que de N, de esta manera mejoras su fructificación y fortaleces el árbol, frenando su crecimiento con ramas de entrenudos cortos en vez de largos.

 

 

 

En primavera abona desde abril, con abono más cargado en N y menos en P y K (existen muchos abonos orgánicos japoneses muy buenos). Se suele abonar bien hasta el verano, que según las regiones y el calor, el árbol hace un parón poco apreciable en el crecimiento, por tanto, no hace falta abonar. De todas formas yo sigo abonando sin parar hasta el invierno, porque los tengo en escurridor y quiero que sigan creciendo a lo bestia.

En otoño es cuando el árbol guarda fuerzas para pasar mejor el invierno. Se debe abonar siempre con abonos ricos en P y K, con menos N. El árbol suele engordar más que nunca, por eso no es buena idea tenerlos alambrados.

Y no olvides que un árbol recién trasplantado no debe ser abonado hasta que veas que brota bien. Después puedes abonarlo con tranquilidad.

 

  • Alambrado

El alambrado lo puedes hacer en cualquier época, pero yo soy un poco conservador con éste tema.

No alambres ni en primavera, porque crece muy rápido; ni llegando el otoño, porque engordan mucho para guardar reservas de cara al invierno.

Tampoco si acabas de trasplantar el árbol, déjalo un mes tranquilo hasta que brote y lo veas fuerte.

Si vas a alambrar, el día antes no riegues para mover mejor las ramas.

 

 

 

 

  • Protección contra enfermedades y plagas

El pinus thunbergii es una especie muy fuerte, resiste muy bien y tiene pocas plagas que le ataquen.

Tiene también mucha resistencia a la polución de ciudades y al ambiente salobre de zonas costeras, ya que es uno de sus hábitats en Japón.

Desde hace unos años está padeciendo una plaga que por ahora está en América del Norte y en Japón (llegó del exterior). Esta plaga está provocada en un principio por un Nematodo, el Bursaphelenchus xylophilus, que al dejar debilitado al árbol provoca otros ataques de plagas que terminan por matarlo, de hongos, escarabajos, etc…

La cochinilla, que con los tratamientos de invierno con polisulfuro podemos mantener muy a raya.

Las larvas de escarabajos o de otros minadores que comen madera y pueden llegar casos de auténtico peligro si no tenemos cuidado.

Los hongos también pueden afectarles, sobre todo algunos de ellos son difíciles de detectar y cuando dan la cara ya es demasiado tarde. Por ello es muy importante la prevención, sobre todo en verano que es cuando las esporas tienden a salir e infectar otros árboles. Es bueno cada 3 semanas aplicar fungicida, cambiando de sustancia y teniendo cuidado del producto químico para que no haga reacción con otros productos que hayamos aplicado anteriormente.

Los más normales suelen ser los pulgones, que en pinos son de color marrón oscuro o grises y son difíciles de ver, pero suelen ir acompañados de hormigas que se alimentan del azúcar que los pulgones eliminan, así que si ves hormigas hay pulgones.

Las orugas de algunas mariposas también pueden generar daños en las pínulas.

 

  

También tienes vídeos en Álbum de Pinus thunbergii:

 

Bálsamo cicatrizante Kaneshin (bote pequeño de bálsamo gris claro con punta de 60 o de 100gr.).

Pasta cicatrizante Kiyonal (bote de pasta verde).

El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado